• Contáctenos
  • | (54-11) 4381-2009, Buenos Aires, Argentina.
  • info@hpvmedicalcenter.com.ar
  • HPV - VPH
  • HPV

Virus del Papiloma Humano

El virus del papiloma humano es uno de los múltiples virus que afecta la vía genital y es considerado como el agente infeccioso de mayor riesgo para desencadenar el cáncer cérvicouterino.
En el 80% de los casos este virus se trasmite a través de las relaciones sexuales y únicamente un 20% se contrae por material quirúrgico contaminado que se emplea en exploraciones ginecológicas.
La transmisión del virus ocurre porque las lesiones producidas por el VPH de la persona infectada sufren microtraumas (pequeñas lesiones) durante la relación y los microorganismos se desprenden e ingresan a través de la capa mucosa del compañero sexual.

Síntomas.

Desafortunadamente este tipo de infecciones son 100% asintomáticas y es como tener el enemigo dentro del organismo sin saber que existe.
Es importante mencionar que el tiempo de incubación de esta enfermedad puede demorar entre 6 y 8 meses, sin embargo, es posible que permanezca inactivo hasta por 25 años, por lo que es recomendable acudir regularmente con el médico para una detección oportuna y así evitar futuras complicaciones.
Los sitios donde aparecen las lesiones generadas por el virus son: la vulva, la vagina, el cuello uterino, periné (la piel alrededor de la zona genital) y el ano.
Las primeras manifestaciones de esta enfermedad son protuberancias blandas de color rosado, las cuales tienden a crecer rápidamente adoptando la apariencia de coliflor.

Diagnóstico.

El principal método de detección del virus papiloma humano es el papanicolaou, pero también nos apoyamos en una colposcopia que consiste en observar, por medio de una cámara, el cuello de la matriz de las mujeres. En caso de percibir alguna lesión grave se tendrá que realizar una biopsia para obtener un diagnóstico más exacto y descartar posibles enfermedades como el cáncer cérvicouterino. Existen otros métodos de diagnóstico como una prueba de DNA de las secreciones de los genitales, la cuál es analizada en el laboratorio.

Tratamiento.

Las lesiones provocadas por el virus se pueden tratar con:
Medicamentos en crema u óvulo.
Criocirugía un procedimiento que, a base de congelación, puede curar las lesiones.
Electrocirugía.
Láserterapia.
Cuando el virus afecta la vulva, el tratamiento recomendado es a base de medicamentos antivirales en crema.
Ningún tratamiento es totalmente efectivo contra el VPH ya que se retira la lesión pero no la enfermedad, por lo que la mayoría de las veces vuelven a aparecer y se requerirá de un nuevo tratamiento.
Es importante mencionar que en el 70% de los casos el virus del papiloma humano puede desencadenar una lesión maligna, mientras que el otro 30% desaparece espontáneamente debido al sistema inmunológico de la mujer.
Las mujeres que cambian constantemente de pareja sexual y que tienen antecedentes de algunas enfermedades de transmisión sexual, se deben realizar el papanicolaou cada 6 meses y mujeres consideradas de bajo riesgo, es decir aquellas que tienen una sola pareja sexual, se tendrán que realizar el examen cada año.
El mayor portador del virus papiloma humano es el hombre, esto debido a que en nuestra cultura las mujeres frecuentemente son monógamas, pero los hombres antes de establecerse con una mujer en forma duradera, por lo regular tiene varias parejas sexuales.
Se sabe que el 70% de los pacientes masculinos son portadores asintomáticos de VPH.